La madre de la presidenta Cristina Kirchner, Ofelia Wilhelm, de 84 años, se sometió a una operación en el Sanatorio Otamendi de la ciudad de Buenos Aires, tras internarse anoche.

Wilhelm debió ser operada del útero, al someterse a una operación llamada histerectomía. La Presidenta visitó a su madre durante 9 horas en el día de hoy para conocer su evolución médica.

“La histerectomía es la extirpación quirúrgica del útero. Dependiendo de la indicación puede ser subtotal (solo se extirpa el cuerpo del útero) o total cuando incluye el cuerpo y el cuello uterino. En algunas circunstancias, la resección puede incluir las trompas de falopio y los ovarios”, explicó a LA NACION el doctor Santiago José Gil, médico de planta y jefe del Área de Cirugía Endoscópica del Servicio de Ginecología del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Para llegar a una histerectomía, existen causas benignas y malignas. Y la decisión de la extirpación del útero surge luego de evaluar el caso clínico y de haber descartado otras opciones terapéuticas.

“Esta operación se indica en distintas afecciones benignas, por ejemplo en miomas uterinos, adenomiosis, infecciones severas, patologías puerperales. También en algunos prolapsos de órganos pelvianos, en lesiones con riesgo oncológico [hiperplasias atípicas de endometrio] y oncológicas, como el cáncer del útero, ovarios, trompas, agregó Gil.

Según el especialista, existen tres vías de abordaje para realizar una histerectomía: abdominal laparotómica, laparoscópica o robótica y la vaginal. La elección de cada vía dependerá del caso clínico, de las habilidades del equipo quirúrgico y de los recursos disponibles en cada centro especializado.

Gustavo Rebagliati, jefe de Sección Endoscopia Ginecologica del Servicio de Ginecologia del Hospital Universitario Austral explicó a LA NACION en detalle cómo son las operaciones a las que una mujer se somete cuando se le extirpa el útero: “La vía abdominal con una incisión grande (del tamaño de una cesárea) y un período de recuperación de aproximadamente 6 semanas es la usada en la mayoría de los casos aun en el mundo entero”.

“El segundo lugar lo ocupa la histerectomía vaginal, en la que el útero es removido por la vagina. Al no existir incisión ni cicatriz abdominal, los factores estéticos se combinan con una gran disminución del dolor y la recuperación es mucho más rápida, aproximadamente 4 semanas”, indicó Regabliati.

Otra vía de abordaje o técnica,, según el especialista, es la vía laparoscopica, prácticamente la que más se utiliza en el Hospital Universitario Austral. Se realiza pequeñas incisiones en el abdomen y el útero es extraído por vía vaginal, por lo que al hacer diminutas incisiones y el trauma quirurgico es menor y la paciente habitualmente esta solo un día internada, los puntos se retiran a la semana y a los 15 a 20 desde la cirugía esta realizando su actividad habitual.

“Recientemente, una vieja intervención para histerectomía abdominal (histerectomía abdominal sub-total) ha sido actualizada con tecnología moderna y los resultados son extraordinarios. Se trata de la Histerectomía Supracervical por Laparoscopía o llamada también subtotal. El procedimiento se realiza por las pequeñas incisiones previamente mencionadas. El cuerpo uterino (con o sin ovarios y trompas) se extrae por las pequeñas incisiones de un centímetro utilizando un instrumento denominado morcelador de potencia. Esta ultima técnica no puede realizarse, o como decimos los médicos tiene una contraindicación formal en casos oncológicos”, detalló el experto.

La edad de la paciente influye al momento del procedimiento si existen otras comorbilidades de riesgo, como hipertensión, diabetes, etc.

“Si la paciente es menor de 30 años, la indicación más frecuente es la histerectomía puerperal por hemorragia postparto o cesárea. Durante la etapa premenopausica la causa más común son los sangrados por miomatosis, durante la menopausia, al igual que toda la patología oncológica en el resto del organismo, existen más posibilidades de que la causa de una histerectomía este relacionada a un tumor, del propio utero, de los ovarios, de las trompas menos frecuentemente o por problemas de sostén del suelo pelviano [prolapsos]”, precisó Rebagliati.

En cuanto a la evolución postoperatoria, Gil indicó que depende de la envergadura de la cirugía que está determinada por la enfermedad de base, el estado clínico de la paciente, la vía de abordaje utilizada y las eventuales complicaciones intra o posoperatorias.

“Generalmente, es un proceso bien tolerado con una corta estancia hospitalaria y una reincorporación a su vida cotidiana entre 20-30 días”, precisó el especialista.

Según la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, existen tres tipos de histeretomía a la que una paciente se puede someter:

Histerectomía parcial (supracervical): se extirpa sólo la parte superior del útero. El cuello uterino se deja en su lugar

Histerectomía total: se extirpa todo el útero y el cuello uterino

Histerectomía radical: se extirpa el útero, el tejido a ambos lados del cuello uterino y la parte superior de la vagina. Se realiza principalmente si usted tiene cáncer.

Testimonios
María Laura DP María Laura DP
Mi experiencia fue excelente, me recomendó otro médico ginecólogo con el cual me atendía que vaya a verte porque necesitaba un buen cirujano para hacerme una operación sencilla perocompleja a la vez y todo salió perfecto y tal como me habías dicho. Fui a verte un día con mis estudios y a los 3 días me operaste, fue por laparo bastante rápido y tal cual como explicaste que iba a ser las personas a las que les sugerí que también vayan a verte y yo estamos muy conformes con vos como excelente profesional que sos, claro y contenedor a la hora de la cirugía.el cual me atendía que vaya a verte porque necesitaba un buen cirujano para hacerme una operación sencilla perocompleja a la vez y todo salió perfecto y tal como me habías dicho. Fui a verte un día con mis estudios y a los 3 días me operaste, fue por laparo bastante rápido y tal cual como explicaste que iba a ser las personas a las que les sugerí que también vayan a verte y yo estamos muy conformes con vos como excelente profesional que sos, claro y contenedor a la hora de la cirugía.María Laura DP
María Laura DP María Laura DP
El dolor quebranta, nos hace vulnerables. Así me sentía cuando el cirujanopropuso la solución. “Esto se resuelve fácil, una histerectomía y quedas comonueva” y me dejó sin palabras. “No hay otra posibilidad”. Lo mismo dijeron otros.La búsqueda frente a la enfermedad siempre es desorientada, pero lo es todavíamás cuando te aseguran que buscas lo imposible. Entre la intuición y el azarencontré el camino en las manos de GB. No prometió nada, apenas un “lo voy aintentar”. Era una técnica no convencional y quiero creer que tan novedosa que losdemás ni siquiera la conocían. Fueron cinco horas de quirófano, pero los artesanosde la vida no cuentan el tiempo solo disponen las manos para que el trabajo seconvierta en obra. Esos miomas gigantes ya no estaban, un día y medio deinternación en el que acompañó todo el tiempo y el final “imposible”. Y elagradecimiento eterno”Adriana V

Solicitá tu turno

WhatsApp chat